Cojín catapulta

Autora Elena Martín Bravo.

Madrid. España.

Cojín para facilitar el paso de sedestación a bipedestación, para personas con poca fuerza y o con problemas de movilidad.

Cojín catapulta.

 

Breve descripción

Es un cojín para facilitar el paso de sedestación a bipedestación, para personas con poca fuerza y o con problemas de movilidad.

Es un producto totalmente normalizado ya que el aspecto que presenta es de cojín mullido y suave, el relleno interior y el tejido exterior hacen que resulte cómodo y confortable.

Cojín

 

Para quién se hizo y con qué objeto

Se realizó para una persona que como consecuencia de un traumatismo tuvo daño cerebral adquirido y tenía dificultades para levantarse y pasar a bipedestación desde la silla o sillón. En una visita que hice al CEADAC, con mis alumnos, constaté esta dificultad y se me ocurrió este producto.

 

Materiales y modo de funcionamiento

Está fabricado con un fuelle de inflador de colchonetas y un cojín cómodo.

La persona se sienta sobre él y con solo inclinar el tronco hacia adelante se abriría y ayudaría a la incorporación con un impulso.

 

Proceso de elaboración

Se saca la guata que sirve de relleno al cojín y con la guata rodeamos y cubrimos el fuelle de inflador y lo situamos en el centro del cojín, amortiguando el fuelle con el relleno. Cosemos el cojín.

 

Precauciones

Si el fuelle no está bien colocado con suficiente guata se puede descolocar y no cumplir su función.

 

Autores y datos de contacto

Apellidos: Martín Bravo

Nombre: Elena

Dirección: C/Federico Latorre 14

Código Postal : 28670

Ciudad: Villaviciosa de Odón. Madrid.

País: España

Teléfono: 636312***

Correo electrónico : hellenmb@outlook.com

 

   

Galería de imágenes.

C:\Users\Usuario\AppData\Local\Microsoft\Windows\Temporary Internet Files\Content.IE5\ZYUG598U\20190610_105530.jpg

 

Necesitamos un cojín con bastante relleno, tipo guata y el fuelle de un inflador de colchonetas. El cojín lo abrimos y vaciamos y con la guata rodeamos bien el fuelle para que no se clave y resulte cómodo y confortable.

C:\Users\Usuario\Downloads\20190610_105617.jpg

 

Metemos el fuelle bien forrado con la guata y terminamos de rellenar bien hasta que no admita más relleno, amortiguando así el roce del fuelle y haciéndolo más confortable.

C:\Users\Usuario\AppData\Local\Microsoft\Windows\Temporary Internet Files\Content.IE5\40MA8JRU\20190610_105348.jpg

 

El cojín finalmente se cierra con su cremallera (o lo cosemos). Es recomendable dejar la cremallera ya que, si por el uso se descolocara el fuelle, lo podríamos volver a colocar más rápido y fácilmente.

A la hora de utilizarlo, la parte más abierta del fuelle debe quedar hacia atrás de manera que cuando la persona incline el cuerpo hacia adelante y eche el peso el fuelle se abra e impulse a la persona ayudándola a pasar de sedestación a bipedestación.

El aspecto que presenta es el de un cojín mullido y suave, totalmente normal.