BajoCoste

Nos referimos con Bajo Coste a a los productos de apoyo para las personas con diversidad funcional que uno mismo pueda construir, o bien que puede conseguir sin coste alguno (valor añadido por ser un “producto de apoyo”) sea porque se bajan de la red o se obtienen de forma gratuita para el usuario. Con una perspectiva más amplia incluiríamos también recursos del mercado general que se pueden utilizar como producto de apoyo (ayuda técnica).

El principal elemento del bajo coste es el conocimiento. Sin conocimiento es imposible utilizar las soluciones de bajo coste. El bajo coste (muy próximo al hágaselo usted mismo) requiere conocimientos que proporcionen autonomía y autosuficiencia. Uno debe estar capacitado para realizar por sí mismo buena parte del trabajo.