Contera agarradora invisible

Autora Isabel López.

Madrid. España.

 

Breve descripción

Al incorporar masilla adhesiva en la contera de nuestro bastón o muleta, la hemos convertido en un agarrador de objetos ligeros pero importantes (monedas, billetes, tarjetas, metrobús…) que se nos pueden caer en la calle o en casa. Permite recuperar objetos, sin tener que agacharnos, sin tener que recurrir a una pinza recogedora. Y de forma discreta y fácil, tan sólo presionando el objeto y alzando el bastón.

Contera

 

Para quién se hizo y con qué objeto

La idea surgió a partir de mi propia necesidad de agarrar objetos sin tener que agacharme, pues forzaba mucho las articulaciones del miembro inferior. Buscando soluciones, di con el CEAPAT donde me descubrieron las pinzas recogedoras. Me resultó de gran utilidad y la sigo usando en casa. Pero no me servía a la hora de coger algunos objetos especiales. Me refiero a objetos planos como monedas, tarjetas…que al ser planas y caer tumbadas, resultan casi imposibles de coger con las citadas pinzas.

De esta necesidad surgió el impulso de intentar crear algo, que además de a mí, pudiera resultar útil a cualquier persona que lleve bastón o muleta y tenga dificultad para agacharse, ya sean mayores o por discapacidad que afecte a miembros inferiores. Y también, personas que temporalmente sufran una lumbalgia, o pasen por un proceso de rehabilitación y temporalmente, lleven muletas.

 

Materiales y modo de funcionamiento

La contera del bastón o muleta. Es importante que sea de las que tiene orificio. Además, este tipo de contera cuenta con una especie de “bóveda” interior, que nos deja un pequeño espacio libre para alojar la masilla adhesiva.

Chincheta adhesiva. También conocida como masilla adhesiva removible. Podemos conseguirla en papelerías o bazares. Precio: 1 euro.

Tornillo. Del grosor del orificio de nuestra contera. No importa la longitud, pues la contera va hueca. Podemos conseguirla en ferreterías o bazares. Precio: unos 30 céntimos.

 

Proceso de elaboración

Tomamos la masilla adhesiva y cortamos una tira. Amasamos un poco con la mano, hasta conseguir una bola, aproximadamente del tamaño de una canica. Este material es muy maleable y fácil de manejar.

Lo aplastamos para darle forma de disco plano. Y envolvemos la cabeza del tornillo y el comienzo de la parte larga. Volvemos a darle forma redondeada.

Así forrado, introducimos el tornillo en el orificio de la contera, por el lado inferior (el que apoya en el suelo). Atornillamos. Y está listo para usar. La masilla adhesiva se fija a cualquier objeto y “lo agarra” temporalmente, tan sólo necesitamos presionar un poco.

 

Precauciones

Después de cada uso, la masilla queda aplastada o chafada, lo cual nos interesa pues evita que se nos vaya pegando la contera al suelo. Pero antes de cada uso, debemos darle forma redondeada con la mano, para que se adhiera bien.

 

Autores y datos de contacto

Apellidos: López

Nombre: Isabel

Código Postal : 28038

Ciudad: Madrid

País: España

Correo electrónico : isabiblio@hotmail.com

 

   

Galería de imágenes.

Materiales1 Materiales2

 

Materiales necesarios.

Elaboracion 1 Elaboracion 2

 

Describe aquí lo que se ve o lo que representa la imagen que has colocado. Pon tanto texto como necesites

Elaboracion 3 Elaboracion 4

Elaboracion 5

 

Elaboración de la adaptación.